Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» busqueda reika
Miér Nov 15 2017, 01:13 por Malekeid Prussia

» Lyurand Terris [Normal]
Dom Oct 05 2014, 22:38 por Invitado

» Sakura Feudal [Aviso]
Lun Jun 30 2014, 23:53 por Invitado

» O.W. [Foro RPG Naruto/Inuyasha/Saint Seiya] normal
Sáb Mayo 31 2014, 17:27 por Invitado

» Sekirei { Afiliación Normal }
Miér Mayo 28 2014, 22:16 por Invitado

» ¿Realmente eres tu? (Privado Dante Angelo)
Mar Mayo 20 2014, 15:42 por Dante Angelo

» Project Fear.Less - Normal
Dom Mayo 18 2014, 18:36 por Invitado

» Dark Garden (Afiliación Élite)
Vie Mayo 16 2014, 14:08 por Invitado

» Hell Guns [Normal]
Jue Mayo 15 2014, 23:04 por Malekeid Prussia

Afiliaciones Elite
Crear foroWings of FreedompandoraloversFalthirien Crear Hell Guns Rolfororpgnaruto

Gunji, Verdugo y Revelde

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gunji, Verdugo y Revelde

Mensaje por Gunji Skariot el Sáb Abr 19 2014, 23:55

Gunji Skariot
Datos Básicos
❅ Edad :27
❅Raza: Rebelde- Nivel 3
❅ Poder: N1 Fuerza- N2 Inteligencia superior- N3  Camuflaje
❅O. Sexual: Bisexual
❅ Nacionalidad: Ruso

 
Descripción Psicologica

Demente por donde se lo vea, posee una personalidad cambiante lo que lo hace peligroso ante la sociedad. Uno de sus rasgos más notables y distintivos, es su conducta desquiciada, dejándolo ver como un completo demente, pero cuidado, porque por más que a simple vista, de la imagen de una persona que no tiene coherencia y por ende es torpe y atolondrado al andar, su sed de sangre aflora en todo momento. Sádico y sanguinario por excelencia, sin censura ni remordimientos, el matara a la víctima más inocente tan solo por diversión; el sufrir ajeno resulta ser un éxtasis para el , tan excitante, que prácticamente se ha vuelto adicto al aroma de la sangre fresca derramándose en el asfalto. Sufre de una extrema bipolaridad, lo cual lo domina por completo, a tal punto de afectar inevitablemente sus acciones, aunque gran parte del tiempo evita relaciones con las personas siendo serio, grosero y  hasta abecés desinteresado tan solo para irse del lugar. Tiene tendencia a comportarse como un completo imbécil, rayando lo absurdo; la mayoría de sus acciones y reacciones son infantiles e inmaduras, mientras que  su risa y sonrisa tampoco ayudan al caso. También es bastante caprichoso en este estado, comportándose aun peor que un pequeño crio de pocos años de edad. Sin embargo no siempre se comporta de esa manera, algunas veces, cuando la situación lo amerita – batallas complejas y riesgosas, o encuentros más allá de la sangre y la destrucción- se lo podrá observar con una postura seria y desafiante, su figura impone temor y respeto en todo aquel que se tope en su camino. Debido a su inmadurez, es juguetón en algunos casos, adora manipular a las personas para que estas actúen tal y como el quiere, utilizando sus cuerpos en todo sentido para luego solo desecharlos como juguetes rotos o inservibles. Es curioso por lo que si conoce a una persona que capta su atención y le resulta interesante, no tendrá problema en jugar con él y dejarlo con vida para el próximo encuentro.
Su adicción por la sangre y el sufrir ajeno, lo ha trasformado a lo largo de su vida, ya no quedan rastros de bondad o piedad en su alma, prácticamente le ha vendido el alma al demonio por tan solo algo de suero y mucha pero mucha sangre. Adora ver la agonía de las personas en los lugares más bajos que la mente humana pueda imaginar, poco a poco fue convirtiéndose en un “pervertido”, si así se lo quiere llamar. Antes de acabar con la vida de alguna de sus víctimas, se divierte en sobremanera con sus cuerpos, manteniendo sus pechos con el constante palpito de sus corazones, hasta llegar el momento de detenerlo forzosamente sin vuelta atrás. Entre medio de las luchas o enfrentamientos, se entretiene denigrando de la manera mas humillante que una persona se puede merecer, profanando sus cuerpos aun con pálpitos de vitalidad, para luego finalizar su trabajo, tiñendo sus garras nuevamente con el vivido e incomparable carmesí.
Debido a su experiencia de vida, cree no ser capaz de amar ni querer de ninguna manera a un ser vivo, ya que reprimió sus sentimientos, dejando solo ira y pación, además de su sed incontrolable a la sangre derramada entre sus garras. De vez en cuando, en sus momentos de lucidez tiene los recuerdos de su infancia junto al amor de su vida, su pequeño hermano  del cual se separo obligadamente, esto lo vuelve inestable, por lo que intenta olvidarlo inyectándose el suero y teniendo relaciones con cualquiera, todo por olvidar a esa persona especial para el.

Historia

Nació en una familia sumamente pobre, sus padres, propietarios de una pequeña casa echa de maderas descuidadas e irregulares, juntadas con el tiempo y esfuerzo, eran una pareja feliz, que al enterarse de la llegada del nuevo integrante a la familia se amaron aun mas y así criaron al pequeño. Sus primeros años fueron de pura alegría, claro, no estaba consciente del sacrificio físico que hacia su padre para llevar algo de pan a la mesa, la vida de ellos no era nada fácil, desamparados ante la ley y la justicia, solo se tenían el uno al otro, pero aun así eran felices juntos. Debido a la falta de dinero, no pudo ingresar en alguna escuela y estudiar como los niños de su edad, por lo que su familia tubo que mudarse repetidas veces hasta terminar en los Territorios Hopscotch, un lugar que hasta el momento tenía posibilidades de trabajo para todo aquel que quisiera. Con tan solo 5 años, el pequeño ejercía un puesto junto a su padre en trabajos de fuerza, esto lo hizo fuerte y valiente, enseñándole a ser independiente en su vida, pero esto ,le arrebato sus años dorados de infancia, el jugar y tener amigos no era parte de su destino, y por lo visto, nunca lo seria.
Una noche, a sus 12 años, unos oficiales irrumpieron en la humilde morada, destrozando lo poco que tenían, avanzando entre los escombros en busca de algo… sangre. El niño se despertó exaltado al igual que su madre al oír tanto ruido, antes de poder reaccionar, los militares ya se encontraban en el cuarto donde estaban los tres habitantes durmiendo en una misma cama. Estos militares, sin decir ni una sola palabra, abrieron fuego brutalmente, matando a sus padres a quemarropa. Esto fue demasiado para el pequeño, que en ese momento tenía 9 años de edad, solo miro atónico el cuerpo de su padre que yacía muerto y ensangrentado a su lado en la cama.
Estos militares, sin decir ni una sola palabra, abrieron fuego brutalmente, matando a sus padres a quemarropa. Esto fue demasiado para el pequeño, que en ese momento tenía 12 años de edad, solo miro atónico el cuerpo de su padre que yacía muerto y ensangrentado a su lado en la cama. La madre, desesperada y horrorizada, se levantó contra los militares a querer golpearlos de la impotencia, y estos no dudaron ni un segundo en acribillarla de igual manera que su esposo, cayendo sin vida en el suelo. El pequeño aun no podía reaccionar y salir de su estado de shock, lagrimas sin sonido ni gestos brotaron de sus ojos, derramándose sin parar a través de sus mejillas, sus padres, ambos se encontraban muertos delante de él, gravándosele para siempre la imagen de como los acribillaron esos putrefactos policías. Estos, al acabar con su trabajo, miraron al pequeño desolado, riéndose de él y su infortunio, uno de los sujetos lo tomo del brazo y arrastro hacia las afueras de la casa, dejando ver un horrendo panorama... todas las viviendas se encontraban igual, personas gritando, siendo asesinadas tanto dentro como fuera de su casa, mancando de sangre las calles del lugar, eso era una guerra, y el pequeño estaba en medio de esta.
Fue arrastrado, ya que aún se encontraba en estado de shock, hasta una de las casas que aún se mantenían en pie, en esta habían soldados por doquier, custodiándolos y golpeando con sus armas a los niños que lloraban, eran revoltosos o simplemente hacían algún ruido. El pequeño rubio se quedó de pie en un rincón, sin hablar ni mirar a nadie… completamente solo en medio del temor y la miseria. Horas pasaron y los disparos y gritos no cesaban, pero los niños eran cada vez más dentro de aquel lugar… no los mataban, a ninguno, quien sabe que planear tendrían para todos esos niños y jóvenes adolescentes. Nadie sabía que era lo que ocurriría, y el pequeño, a esas alturas solo se mantenía alejado del resto, pero ahora no solo, ya que un individuo había aparecido entre los escombros, un pequeño felino el cual le hizo compañía en aquellas largas horas de muerte y recolección.
En un momento, los soldados comenzaron a sacar a todos los niños de aquel lugar, y a ponerlos en fila uno al lado del otro, firmes y callados, eso obligaban para no ser asesinados al instante, y nuestro pequeño rubio obedeció, con su mirada baja y perdida, llena de tristeza y sin un sentido en la vida, ya todo le valía. Sin embargo, algo lo saco de sus pensamientos, el cálido y fuerte abrazo que un pequeño niño le daba. Ene se momento no comprendía nada de lo que ocurría, pero este nuevo niño que lo abrazaba con calidez, era muchos años menor a él, rubio y de ojos claros idénticos a los suyos.
Este niño, tomo de la mano a Gunji y lo llevo a un vehículo militar, en dirección a lo que este niño junto a un hombre mayor llamaban “hogar”.

En el camino a aquel lugar, fue informado de algunas cosas, en las cuales especificaron que ahora el era parte de esa familia, y que el niño menor e idéntico llamado Dante, seria su hermano.
Las cosas pasaron tan rápido que Gunji no noto el cambio radical, de vivir en la pobreza con sus padres, al estar en una mansión con todos los lujos y un hermano menor con quien jugar.  A medida que el tiempo pasaba, las cosa se volvían más visibles, padre e hijo… Dante y el anciano, eran lo que se podía llamar “pareja”… una completa aberración. El anciano abusaba de Dante  y  a Gunji no le quedaba otra opción que contener al menor en sus momentos de soledad y tristeza.
Nunca se habría imaginado que podría haber terminado en manos de un pedófilo, viviendo junto a él y una de sus víctimas, hasta que un día quiso convertirlo a él también en uno de ellos. No tardo aquel día en el cual, el anciano, intento abusar de este; entrando a la habitación del hijo mayor, simplemente se recostó encima del cuerpo del rubio y comenzó a quitarle la ropa mientras este dormía, aunque por suerte, Gunji se despertó al instante y notando que tenía al anciano encima, comenzó a forcejear y golpearlo, logrando sacárselo de encima; Desde aquella noche, nunca más se le acerco, como si fuera arte de magia… pero las cosas eran mas complicadas de las que parecían.

Ambos hermanos comenzaron a desarrollar sentimientos el uno por el otro, más allá de la barrera fraternal y esto despertó celos de parte del anciano. Gunji tubo que lidear con golpes y amenazas constantes, pero este las aceptaba contal de que no tocase a su pequeño hermano, así que termino haciendo un trato con el anciano… Él no se acercaría a Dante, ni lo vería de otra forma que no sea fraternal, a cambio, le pidió al anciano que no le hiciera daño al menor, solo eso, ya que sabía a la perfección que era imposible pedirle que no abusase de el… por mal que parezca, no podía hacer nada, asi que se conformo con saber que su hermanito estaría bien, al menos físicamente, ya que psicológicamente debía estar devastado al vivir esas experiencias a tan corta edad y en manos de su propio padre.
Sufría en silencio, oyendo los gemidos de su padre ante las acciones que su hermano era obligado a hacer, conteniendo su ira interna y odio hacia el maldito pedófilo. Allí fue donde se dio cuenta de lo que verdaderamente sentía por su hermano menor… amor, no era nada mas ni nada menos que amor. Estaba enamorado y no podía protegerlo de aquellos abusos… no podía seguir así.
Una noche como cualquier otra, donde Dante se marchó del cuarto temprano, ante el llamado del anciano, volverían a hacerlo, estaba seguro. Se levantó en silencio de la cama, y camino hasta el cuarto del anciano, mirando por la puerta entre abierta, notando que ahora era diferente… muy diferente. En la cama, estaba atado y amordazado su hermanito, mientras que el anciano comenzaba a penetrarlo de manera salvaje, había roto el trato. Lleno de impotencia, esa fue la gota que derramo el vaso.
Tenia como costumbre tener un cuchillo en la cintura, por si el anciano intentaba propasarse con él, y sacándolo, se adentró a la habitación y apuñalo por al espalda al anciano repetidas veces. No se detuvo hasta que no sintió como este sujeto dejaba de respirar, y de así poder tirarlo a un lado, dejándolo en el suelo sin vida.
Las manos y sus cabellos rubios estaban ahora teñidos de carmesí, pero sin importarle, abrazo a su hermanito, pidiéndole disculpar por haber permitido que eso ocurriera. Esa noche la pasaron juntos, el uno al otro, abrazados… besándose, hasta quedar dormidos lejos del cuerpo sin vida.

Desde allí las cosas cambiaron, ambos se unieron más que antes, pero ahora sin un tutor legal que cuidase de ellos, los enviaron a la academia militar para entrenarse y algún día tomar el puesto del anciano, Gunji, por más que no era hijo legítimo de este, también tenía el privilegio de ingresar a ese lugar.
Una vez ingresados, tuvo que ganarse el respeto del resto a fuerza y voluntad… día tras día, pelea tras pelea, logro ser “respetado” en cierto punto, y así pudo defender a su hermanito menor, si no era por Gunji… al menor lo hubieran violado apenas ingresaba. No dejaría que nadie toque a su hermano… nadie menos él, que cada noche a escondidas se despedía de el con un suave pero profundo beso.
La tentación que sentía era cada vez más incontrolable, ya no lo veía como un hermano menor, sino que lo veía como el amor de su vida, y la persona a quien quería hacer su amante. Una noche a sus 21 años, cuando Dante aun tenia 16 años, no soporto mas la agonía de su larga espera y avanzo un paso de hermanos...A amantes.
Como siempre, entro al cuarto del menor, pero esta vez se metió en la cama, a su lado. Abrazándolo y besándolo, acariciándole el cuerpo y poco a poco quitándole la ropa, notando como los años habían hecho a ese pequeño niño que lo salvo de ser asesinado en la guerra, a un joven apetitoso y digno de su amor. Lo único que tenia en mente era hacerlo suyo, y terminar de firmar aquella promesa del “Siempre juntos”, entre los besos susurros se oían de parte del mayor “No temas, te amo. Estaremos juntos por siempre”, mientras sus manos acariciaban y recorrían el cuerpo ajeno. Pero al parecer, las cosas que en ese momento Gunji veía… Dante aún no. Un fuerte golpe, seguido con un empujón lo tomaron de sorpresa, terminado por caerse de la cama , mirando atónito a su hermano… no lo quería, lo había rechazado, aquel amor que sentía y había juntado el valor de expresárselo… este lo había destruido en tan solo un instante. Devastado y con el corazón hecho trizas, se echó a correr lejos de allí, limpiándose las lágrimas que caían sin amparo alguno. No sabía qué hacer, ni adonde ir, quedarse allí no era opción.. no podía seguir viéndolo cara a cara luego de eso… si Dante no lo amaba… su vida no tenía sentido. Si había sobrevivido tantos años de agonía y sufrir, era tan solo por una cosa… el amor de aquel pequeño, y sin este, nada valía la pena.
Solo tomo un abrigo y un relicario que tenia como regalo de cumple años de parte de Dante, con la imagen de ambos… si este no lo quería más, no lo volvería a ver, pero Gunji nunca podría olvidar a su único amor. Con el relicario como único objeto de valor, huyo de la academia y antes del amaneces, ya se encontraba caminando entre los distritos mas bajos y desolados de la zona.

Sin nadie con quien estar, ni un lugar a donde volver, vago en los distritos mas bajos, como un alma en pena hasta que conoció una solución… “droga”. Un suero inyectable que te volvía superior al resto, pero sus efectos secundarios era perder la noción del mundo real, ¿Qué mejor medicina que esa para olvidar a su hermano?
Allí su vida cambio para siempre, comenzó a inyectarse mas de la cuenta, sin la necesidad de los poderes, era tan solo para sentirse bien y olvidar a Dante, junto con asesinatos, saqueos y violaciones, una vida de descontrol de la mano del suero fueron  poco a poco arruinando su ser.

Años pasaron desde que el antiguo Gunji… el joven serio y maduro, se había perdido en el interior de una bestia irracional. Borro todo rastro de su antigua vida, y en sus lapsos de “cordura”, para olvidarse de su hermano, usaba el cuerpo del o la primera que pasase frente a él, en un revolcón para que su cuerpo se sienta satisfecho, por más que su corazón siga estando vacío y perdido en el abismo.



Extras


Descripción física:

De cabello rubio y largo hasta por debajo de los  hombros, ojos azules, bastantes claros debido a su linaje y descendencia familiar. Su estatura es un poco mas alto del promedio, 1.80 para ser exacto. Bien formado, esbelto y con músculos marcados. Posee tatuajes a lo largo de su cuerpo y extremidades, estos cubren gran parte de su pecho y espalda, además de los brazos, con símbolos en negro que decoran su cuerpo. Tiene aretes en los oídos, en uno posee 5 aretes a lo largo del cartílago y un expansor en el lóbulo, mientras que del otro oído, tiene tres aretes en la parte baja del cartílago y dos pendientes circulares pequeños. Además también posee un arete en la lengua y otro en el frenillo del miembro. Sus ropas son variadas, pero como no tiene un lugar en donde vivir casi siempre usa la misma. Se lo puede ver habitualmente con una sudadera roja, que casi siempre utiliza abierta mostrando su pecho y unos pantalones negros pegados al cuerpo , con unas botas cortas negras y gastadas, sus favoritas.

Spoiler:







*Tiene un relicario de plata con la imagen de su hermano y el en su primer cumple años juntos. Es su única posesión, puedes arrebatarle lo que quieras, pero nunca toques ese colgante.
*el y su hermano festejan su Cumple Años el mismo día, ya que para Gunji, el dia que fue "adoptado" por esa familia, su vida comenzó de nuevo.
*Al ser adoptado, perdió el apellido de su verdadera familia, ademas de que el mismo lo haya olvidado con el tiempo. Y al escapar, también se desligo del apellido que compartía con su padre adoptivo y su hermano, volviéndose un completo desconocido al apellido Angelo. Tardo en encontrar una nueva identidad, pero fue llamado Skariot, un apodo que le dieron los que lo conocían en el bajo mundo, proveniente de Sicario.. un asesino a sueldo.


❅Nombre original del personaje: Gunji
❅Anime/manga/videojuego del que proviene el personaje:Togainu ni chi
~~La verdadera batalla no es contra la droga, si no…contra uno mismo~~
avatar
Gunji Skariot
Tuakoi te
Tuakoi te

Mensajes : 7
Dinero : 1372
Fecha de inscripción : 19/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gunji, Verdugo y Revelde

Mensaje por Malekeid Prussia el Dom Abr 20 2014, 00:10

avatar
Malekeid Prussia
Mayor
Mayor

Mensajes : 27
Dinero : 1455
Fecha de inscripción : 14/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.